¡Saludos!

Nos complace darle la bienvenida a la Red Shamar; una red que el Espíritu Santo está levantando en estos tiempos para ser guarda de su pueblo.

Este proyecto surge del corazón de Dios. El objetivo es levantar una red de intercesores que aman las almas, las naciones y tienen claro que es un arma que Dios ha entregado a sus hijos.

El origen de la palabra Shamar lo encontramos por primera vez en Génesis 2:15 “Tomó, pues Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase”. La acción de poner nos indica que Dios nos posiciona en un lugar. Dios nos establece en un espacio para tomar autoridad sobre todo lo creado y nos da la orden de hacer surcos, es decir abrir la tierra y prepárala con la simiente que es la palabra y custodiar su obra.

Y es a través de esta red de oración que estableceremos la simiente de Dios en todo territorio y la vigilaremos celosamente. Seremos como vallado, muro y vigilante del pueblo de Dios. Bendeciremos las naciones y el ministerio del profeta Pavlo.

Queremos que usted como intercesor se involucre en el establecimiento de las verdades proféticas del Altísimo en todas las naciones.

Si desea recibir la agenda de oración y otras informaciones que estará publicando la Red Shamar, deberá escribir al correo redshamar@pavlochaves.com  autorizando él envió de la misma.

Bendiciones,

Directora

Guarda, guardado, guardar, cercar, guardia, para proteger, prestar atención a, rodear (como con púas), velar, cuidar.

Podemos encontrar diferentes pasajes bíblicos que nos muestra esta acción:

  • Shamar quiere decir “guardar” en el sentido de atender o cuidar. Dios puso a Adán “en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase” (Gen 2:15 primer uso en la Biblia).
  • Dios ordena a Satanás “guardar” (preservar) la vida de Job para que no sea destruida: “He aquí­, él está en tu mano; mas guarda su vida” (Job 2:6).
  • David, con ironí­a, reprende a Abner por no proteger a Saúl: “¿No eres tú un hombre? ¿Quién hay como tú en Israel? ¿Por qué, pues, no has guardado al rey, tu señor?” (1Sa 26:15).
  • Puede significar “vigilar, observar”: “Sucedió que mientras ella oraba largamente delante de Jehová, Elí­ observaba la boca de ella” (1Sa 1:12).
  • En estos casos “guardar” significa “observar” el pacto. Dijo Dios a Abraham: “Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí­, que guarden el camino de Jehová, haciendo la justicia y el juicio” (Gen 18:19). Anteriormente Dios le habí­a dicho: “En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones” (Gen 17:9).
  • “El respondió diciendo: ¿Acaso no he de tener cuidado [shamar] de hablar lo que Jehová ponga en mi boca?” (Num 23:12 rva).
  • Shamar no solo significa “guardar”, sino también cumplir con esta responsabilidad como “vigilante” o “espí­a”: “Y los que espiaban vieron un hombre que salí­a de la ciudad” (Jdg 1:24).

El verbo Shamar nos indica una orden del Altísimo a estar en permanente vigilancia y protección de su pueblo. Es interesante porque, aunque Dios es nuestro guarda y quien mejor que él para protegernos, nos encomienda guardar en todo momento a su pueblo, a todo lo creado por él. Estamos en una constante guerra contra las asechanzas del enemigo no podemos esperar su ataque debemos estar siempre adelantados, alertar y cuidar de los más débiles.

El señor nos encomienda guardar a sus siervos a rodearlos ir adelante y atrás de ellos en todo momento, estar en constante vigilancia de lo que se levante en contra de los diseños establecidos por Dios, la familia, la iglesia. Conquistar cada monte: educación, gobierno, celebración, economía, familia, iglesia y comunicación.

Nos encomienda a ser guarda de su palabra, recordemos que es atreves de su palabra que fueron creadas todas las cosas y es declarando, estableciendo a través de nuestra boca los dichos de Dios para nuestra familia, nación y ministerios que se cumplirán.

El creador nos pide que destruyamos los planes del enemigo a través de la intercesión profética continua y permanente de sus hijos. Es por eso que es importante que se establezcan grupos o redes de Shamar que protejan a su pueblo, que establezcan las verdades de Dios, disipando toda oscuridad, toda contienda, toda mentira del diablo.